lunes, noviembre 15, 2010

Confiá, Rodolfo, Confiá!

.
.
“Esta canción está buenísima y ha sobrevivido con el paso del tiempo,

no podemos decir lo mismo de su autor (sonrisa burlona)...
pero disfruto mucho tocarla”


-Fito antes de tocar La Rueda de la Vida,
con letra escrita por su papá Charly García







Cualquier concierto que se agende a mitad de la semana, y éste no sea un factor lo suficientemente molesto como para ya no estar dispuesto a ir, anuncia de antemano suficiente sismo, absoluto caos, dispara las apuestas.

Vamos, tiene que ser alguien extraordinario y estás dispuesto a exigirle al orangután en el escenario que desquite el predicamento de horario hasta el último minuto. Más aun si pagaste boletos hasta adelante en las primeras filas. Fito debía entregarnos un concierto extraordinario. Y el hijodeputa lo hizo.

Cumpliendo treinta años de carrera, Fito tomó este tour como pretexto para celebrar a lo bestia con sus seguidores lo que lleva recorrido. Soberbio y argentino, el muchacho desde que entró al escenario pidió que nos calláramos, luego del alboroto de gritos y aplausos que nos provocó con tan solo verlo. Guardó silencio en todas sus estrofas que hacen alusión a Joaquín Sabina, dejó que la gente cantara, se burló de Charly García, detuvo a sus músicos para improvisar solo al piano, se detenía a media canción para... hacer cualquier tontería, tocó más de lo que tenía planeado, Confiá, su último disco, lució por su ausencia. Bendito sea.

Sí, Fito ya está canoso y con algunos kilos de más, le cuesta trabajo alcanzar (y mantener) los tonos que lo convirtieron en el wonder boy del rock argentino en los noventa, y ya no se puede dar el lujo de brincar por todos lados al tiempo que sostiene una canción como Circo Beat. Pero tiene las bolas de ejecutar Mariposa Tecknicolor a su imposible tempo de 4/4 y arrastrarla hasta sus últimas consecuencias.





Aunque pierda a veces, no le tiene miedo a la pelea de la orquesta contra su voz (Sabina es astuto, sabe qué batallas dejarle a sus músicos), sigue emocionando con El Diablo de tu Corazón, pateando traseros con Cadáver Exquisito, enterneciendo con Un vestido y un amor o Tumbas de la gloria...
Carajo, que desde que llegó hasta que se fue nadie se sentó ni un minuto, NADIE. 23 canciones de pie, 2,500 almas cantando al unísono esta versión de Llueve sobre mojado... 9,000 en el auditorio nacional, imaginan eso? yo no hasta que estuve ahí.

En resumen, el concierto de Fito fue enorme y potente.

El chico tiene años viviendo de sólo cuatro discos (pero vaya discos). Confiá es un poco flojo, producido casi en automático, y de seguir así Fito está a dos pasitos de convertirse en el nuevo Elton John región 4. Pero el pasado miércoles nos regaló uno de sus mejores conciertos, lo que sigue para él de aquí en adelante, sólo se percibe en descenso.

Éste fue el setlist que tocó, el orden de las canciones es sólo aproximado, a excepción del encore:

Folies Verghet
Tiempo al tiempo
El chico de la tapa
Llueve sobre mojado
11 y 6
Circo Beat
Cable a tierra
Carabelas Nada
Un vestido y un amor
Bello Abril
El Mundo de Hoy
Naturaleza sangre
La Ley de la Vida
El diablo de tu corazón
La rueda mágica
Tumbas de la gloria
Al lado del camino
Ciudad de pobres corazones
A rodar mi vida

Encore:

Cadáver exquisito
Esta tarde vi llover
Buena Estrella+Dar es dar
Mariposa Tecknicolor




(las fotos las tomamos nosotros :D)
.
.

4 comentarios:

Celestina Terciopelo dijo...

Y qué borrachera. :D

yorkperry dijo...

y qué borrachera :O, y eso que eramos tan pobres...

Celestina Terciopelo dijo...

Si hubiéramos sido millonarios, hubiéramos muerto de congestión alcohólica. Como dice el padre Jorge: Dios sabe por qué hace las cosas, ¿apoco no?

yorkperry dijo...

Jajaja el Padre Jorge Carlos Medina?

(yo creo sí, mi palabra verificadora fue "cholo")

Plugin relativo para WordPress, Blogger...