martes, septiembre 21, 2010

Las suelas del corredor

.
Ayer reflexionaba que para volver a compartirles todo aquí como antes, como era por el 2006, tal vez necesitaba de más ficciones. Lo cual me suena tan paradójico como coherente. Es probable que antes dejaba saber un poquito más, con peras y manzanas, ausente de cualquier guiño y complicidad, vomitaba aquí lo diario. Pero de pronto llegó una fiebre críptica-dylaniana que nos ha dejado marcas, como la piel con varicela. Sólo que éstas las mostramos aun, felices, con orgullo, como heridas de guerra.


Qué difícil es ser fiel a la identidad y la esencia, cuando todos esperan que seas como la imagen que cada uno tiene de ti.

Esa es una frase que sólo podría complacer al que la lee. Tal vez una aspirina para el ego del que no tiene sentidos, mucho menos tangibles.

La gracia es, creo, seguir la melodía en nuestra cabeza. Caminar; componerse andando. Bailar con las consecuencias.
El tiempo es una partitura infinita, y siempre tendremos el privilegio de desafinar en la banda sonora de nuestra propia sinfonía.

Son un accesorio el público y la audiencia.

Las pesadillas, son malas bromas. Cuerdas que revientan nuestra calma, que nos acosan con el eco, que nos amenazan con el duelo de marzo.

Lo cierto es, al final del día, que all things must past.
.

Lo cierto es, al final del día, que sigue la noche...

Éste que ves, soy yo.
.
.


.
.

3 comentarios:

Celestina Terciopelo dijo...

Digamos lo que digamos (e incluso si no dijéramos), estaremos hablando de quiénes somos.

Y todos somos, también, engaño colorido (no nomás Velasco y Sor Juana).

Es lo simpático.

Kiddo dijo...

No estoy muy segura, pero muchas veces nos resguardamos en nuestra identidad virtual, algunos lloran porque no les dejan comentarios, o porque algún conocido virtual dejo de pelarlos. Ya he dicho esto antes, el blog es un cuaderno de apuntes y desvarios, un ejercicio literario en el que aprendes a conocerte a ti mismo, y sí, es un diario en toda forma, pero, ¿acaso en un diario la gente de verdad muestra lo que es?, no, si sabe que alguien más va a leerlo. En el mundo virtual, todos somos una proyección de nosotros mismos, pero ocacionalmente dejamos salir, hasta aquí, a nuestros pequeños monstruos.

Un abrazo.

yorkperry dijo...

Celestina: =), sí, justamente, de ellos dos viene el eco.

Kiddo: exactamente eso es, sin resguardo, sólo la fotografía, la imagen, la HUELLA. No es ningún teatro, sólo el rastro de lo que es ahora, lo que no es estático.
Lo que vemos...

Un abrazo a ambas

Plugin relativo para WordPress, Blogger...