lunes, marzo 31, 2008

En las cuerdas.

De unas horas a la fecha se me agotaron las palabras.

Sólo me quedan un montón de sonidos. Y esos dicen tanto, hablan con una diversidad de matices. Estos acordes laten sin tantas complicaciones. Sólo tratan de ser y estar.

Que yo cómo me encuentro? Bastante bien, al norte y a la izquierda, gracias por no preguntar.

Por si gustas escuchar esta es mi última obsesión musical.

HOY APRENDÍ QUE: Los fines de semana no aprendo nada. Y no sé qué daría más miedo, extrañar o dejar de hacerlo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que el miedo aparece cuando dejas de extrañar
Yo

Celestina Terciopelo dijo...

Qué bonita obsesión musical. Qué fea la tentanción de dejear de extrañar.

Así que volvió la luz...

yorkperry dijo...

Tú... tienes razón... y es que los temores tienen tantos sabores.

yorkperry dijo...

Celestina... sí, volvió la luz, para quedarse espero.

Plugin relativo para WordPress, Blogger...