miércoles, marzo 26, 2008

Palabra de Holly

"No se enamore nunca de ninguna criatura salvaje, Mr. Bell. Esa fue la equivocación de Doc. Siempre se llevaba a su casa seres salvajes. Halcones con el ala rota. Otra vez trajo un lince rojo con una pata fracturada. Pero no hay que entregarles el corazón a los seres salvajes: cuanto más se lo entregas, más fuertes se hacen. Hasta que se sienten lo suficientemente fuertes para huir al bosque. O subirse volando a un árbol. Y luego a otro árbol más alto. Y luego al cielo. Así terminará usted, Mr. Bell, si se entrega a alguna criatura salvaje. Terminará con la mirada fija en el cielo."

4 comentarios:

mamá logón dijo...

siempre pense que si veia esa pelicula me gustaria y me convertiria en otro cliche que tendria que sumar a todos lso que niego haber sido y que por lo tanto una vez fui y algunos lo sigo siendo.

todo ese texto suena tan veridico.

me atrevo a escribirle "abrazos y besos"

mamá

Anónimo dijo...

si permaneces con la vista fija al cielo es imposible que puedas mirar el camino y de seguro te caes, te caes y te vuelves a caer, por eso es mejor que elijas ser una criatura salvaje también y caminar a su lado...
yo

Celestina Terciopelo dijo...

Qué más da... le queda el placer de haber amado a una criatura salvaje, Mr. Bell.

(Deslumbra esa Audrey.)

yorkperry dijo...

Mamà Logòn:
La vida se compone de atreverse, si no, no es vida. De modo que bienvenido sea. Un abrazo.

Tù:
Si Truman Capote te hubiera conocido, te habría dicho que te odió siempe por no admitir que te amó desde el primer instante (era un misógino de primera).
Complementaste sus letras de manera hermosa.
Me invita a "desdomesticarme".

Celestina Terciopelo:
Tienes razón. Mr. Bell lo decidió... y estoy seguro que en el fondo sabía que terminaría así... Tener la entereza de seguir adelante, aun a sabiendas de lo que espera... Eso forja almas. Gracias...

Plugin relativo para WordPress, Blogger...